Domina el arte de pedir referencias laborales con estos consejos expertos

Cómo pedir referencias laborales

Es normal que, en algún momento de nuestra vida profesional, necesitemos pedir referencias laborales. Ya sea que estemos buscando un nuevo empleo o simplemente queramos tenerlas en nuestra carpeta personal, contar con buenas referencias puede marcar la diferencia y abrirnos puertas en el mundo laboral.

Si estás pensando en solicitar referencias laborales, es fundamental saber cómo hacerlo de manera efectiva. Aquí te brindamos algunos consejos para que puedas obtener las mejores referencias posibles.

1. Identifica a las personas adecuadas: Antes de comenzar a pedir referencias, es importante identificar a las personas que realmente pueden aportar valor a tu solicitud. Piensa en jefes anteriores, colegas con quienes hayas trabajado en proyectos importantes o incluso profesores si has tenido alguna experiencia laboral en prácticas. Estas personas deben conocer tu desempeño y tus habilidades en el ámbito laboral.

2. Contacta a tus referencias: Una vez que hayas identificado a las personas adecuadas, es hora de contactarlas. Puedes hacerlo a través de una llamada telefónica, un correo electrónico o incluso un mensaje en redes sociales. Sé amable y cercano en tu comunicación, explicando por qué necesitas sus referencias y cuál es el propósito de tu solicitud.

3. Proporciona la información necesaria: Cuando te pongas en contacto con tus referencias, no olvides proporcionarles toda la información necesaria para que puedan brindarte una referencia precisa y relevante. Incluye tu nombre completo, el cargo que ocupaste cuando trabajaron juntos, las fechas en las cuales estuvieron en contacto y cualquier dato adicional que sea relevante.

4. Recuerda los logros importantes: Durante la conversación con tus referencias, recuerda mencionar logros importantes que hayas alcanzado durante tu tiempo de trabajo juntos. Esto les dará más elementos para hablar positivamente sobre ti y será un buen recordatorio de tu desempeño destacado.

5. Agradece de forma sincera: Una vez que hayas obtenido las referencias laborales, no olvides agradecer de forma sincera a las personas que se tomaron el tiempo para brindarte su apoyo. Un pequeño gesto de gratitud puede marcar la diferencia y dejar en buenos términos a aquellos que te han ayudado.

En resumen, pedir referencias laborales no es una tarea complicada, pero requiere de ciertos pasos a seguir para obtener los mejores resultados. Recuerda identificar a las personas adecuadas, contactarlas de forma amable y cercana, proporcionarles toda la información necesaria, recordar tus logros importantes y, por último, agradecer sincera y agradecidamente.

Nunca subestimes el poder de unas buenas referencias laborales. Estas pueden abrirte puertas en tu carrera profesional, darte una ventaja competitiva frente a otros candidatos y brindarte mayor confianza en tus habilidades y cualidades como profesional.

Así que, ¿a qué esperas? Ponte en acción y comienza a pedir tus referencias laborales. ¡Estoy seguro de que no te arrepentirás!

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad