Las mejores formas de cerrar una carta de presentación y dejar una impresión duradera

¡Hola a todos! Hoy quiero hablarles sobre un tema muy importante: el final de una carta de presentación. Normalmente, cuando escribimos este tipo de carta, nos enfocamos en la introducción y en cómo vendernos de la mejor manera posible, pero a veces olvidamos la importancia de una despedida adecuada. En este artículo, les daré algunos consejos sobre cómo cerrar una carta de presentación de manera efectiva.

¡Así que empecemos! En primer lugar, es crucial recordar que el objetivo de una carta de presentación es captar la atención del reclutador y convencerlo de que somos el candidato ideal para el puesto. Por lo tanto, el cierre de la carta debe ser un refuerzo de nuestra confianza y de nuestra capacidad para cumplir con los requisitos del empleo.

Una opción común para finalizar una carta de presentación es utilizando frases como "Agradezco su tiempo y consideración" o "Quedo a su disposición para ampliar cualquier información que necesite". Estas frases son educadas y muestran nuestro interés en la oportunidad laboral. Sin embargo, podemos ser más originales y destacar entre el resto de los candidatos.

Una idea interesante es resumir brevemente nuestros puntos fuertes y cómo estos nos hacen el candidato ideal para el puesto. Por ejemplo, podemos cerrar la carta mencionando algo como: "Estoy entusiasmado por la posibilidad de formar parte de su equipo, y confío en que mi experiencia en [mencionar una habilidad relevante] y mi pasión por [mencionar algo relacionado al puesto] me convierten en un candidato excepcional". Esta opción demuestra nuestro conocimiento sobre la empresa y muestra confianza en nuestras habilidades.

Otra forma de cerrar la carta es haciendo referencia a una cualidad o logro personal que destaque y que esté relacionado con el trabajo al que estamos aplicando. Por ejemplo, podemos mencionar: "En mi anterior trabajo, lideré un proyecto similar al que se llevará a cabo en su empresa, logrando [mencionar un logro específico]". Esta estrategia muestra nuestras capacidades y nuestra capacidad para adaptarnos y tener éxito en situaciones similares.

Ahora bien, una cosa importante a tener en cuenta es evitar ser demasiado pretenciosos o arrogantes al cerrar la carta. Si bien es importante destacar nuestras cualidades, no debemos sonar egocéntricos ni exigentes. Mantengamos un tono humilde y agradecido a lo largo de toda la carta.

En resumen, el final de una carta de presentación es tan importante como el resto del contenido. Es nuestra última oportunidad para causar una buena impresión y convencer al reclutador de que somos el candidato perfecto. Utilicemos frases educadas pero originales, resumiendo nuestras fortalezas y cómo estas nos hacen destacar. Evitemos ser arrogantes y mantengamos un tono humilde y agradecido.

Espero que estos consejos les sean útiles en su búsqueda de empleo. Recuerden que el cierre de una carta de presentación puede marcar la diferencia entre ser llamados a una entrevista o que nuestra solicitud sea descartada. ¡Buena suerte a todos!

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad