La importancia de la seguridad en caso de tormentas eléctricas para los trabajadores al aire libre

Las tormentas eléctricas pueden ser peligrosas para los trabajadores que se encuentran al aire libre. Aunque a menudo se pasa por alto, es crucial tener conciencia sobre los riesgos que representan los rayos y tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Riesgos para los trabajadores al aire libre

De acuerdo con la OSHA, en Estados Unidos más de 300 personas son alcanzadas por un rayo cada año, y muchas de ellas mueren a causa de sus lesiones. Los trabajadores cuyas labores se realizan al aire libre, en espacios abiertos, cerca de objetos altos o explosivos, o en contacto con materiales conductores, están expuestos a un mayor riesgo de ser alcanzados por un rayo.

Algunas actividades laborales con mayor riesgo de accidentes relacionados con los rayos incluyen:

  • Operación de maquinaria pesada
  • Trabajos de techado
  • Reparación de líneas eléctricas
  • Trabajos de construcción y andamiaje
  • Trabajos en acero o telecomunicaciones
  • Manejo o almacenamiento de explosivos
  • Fontanería e instalación de tuberías
  • Mantenimiento de edificios
  • Tala de árboles
  • Agricultura y trabajo de campo
  • Servicios de jardinería y mantenimiento de áreas verdes
  • Operaciones en aeropuertos
  • Salvavidas en piscinas y playas

Concientización y medidas de seguridad

Es importante estar informado sobre las tormentas eléctricas y tomar medidas de seguridad para protegerse. Antes de comenzar el trabajo al aire libre, es recomendable revisar los informes meteorológicos locales y estar atento a la aparición de nubes oscuras y el aumento de la velocidad del viento, ya que estos pueden ser indicadores de la formación de tormentas eléctricas.

Si se detectan señales de una tormenta que se acerca, los trabajadores no deben iniciar ninguna tarea que no puedan detener rápidamente en caso de necesitar buscar refugio. Si se escucha truenos mientras se trabaja al aire libre, incluso si son lejanos, es importante buscar un lugar seguro de inmediato.

Leer Más  Imágenes de Desastres Naturales: Un Recurso Esencial para el Diseño Gráfico

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) prohíbe ciertos trabajos durante tormentas o vientos fuertes, como el trabajo en andamios, grúas o en la parte superior de paredes. Sin embargo, si una persona calificada determina que es seguro continuar con trabajos de andamiaje o grúas, se deben proporcionar protección contra caídas o pantallas de viento.

Los trabajadores al aire libre deben conocer de antemano dónde buscar refugio en caso de condiciones climáticas peligrosas. La NOAA recomienda buscar edificios completamente cerrados con instalaciones eléctricas y de plomería, ya que estas pueden actuar como tierra de seguridad.

Si no es posible acceder a un edificio seguro, se puede buscar refugio en vehículos de metal con las ventanas cerradas. Es importante permanecer en el refugio o vehículo al menos 30 minutos después de escuchar el último sonido de un trueno. Durante una tormenta, se deben evitar el uso de teléfonos con cable, excepto en caso de emergencia. Los teléfonos móviles y los teléfonos inalámbricos se pueden usar de manera segura.

Es fundamental que todos los trabajadores estén informados y comprendan las políticas y procedimientos en caso de mal tiempo. La mayoría de las personas son alcanzadas por un rayo al inicio o al final de una tormenta, fuera de una lluvia intensa y en tormentas más pequeñas, cuando se sienten más seguros y tienden a correr más riesgos.

Un profesional competente debe evaluar el lugar de trabajo antes de comenzar las labores y durante el día, para garantizar un entorno de trabajo seguro y libre de peligros, incluyendo condiciones climáticas adversas. Si no hay una persona competente en el lugar para evaluar y informar sobre los peligros, o si un trabajador se encuentra solo, se debe proporcionar contacto visual o auditivo, especialmente durante condiciones climáticas adversas.

Leer Más  Control Biológico: Una Solución Natural y Sostenible para el Manejo de Plagas

Medidas de precaución al aire libre durante una tormenta eléctrica

Si los trabajadores se encuentran al aire libre durante una tormenta eléctrica y no tienen un lugar seguro al que retirarse, la NOAA recomienda tomar las siguientes precauciones para reducir el riesgo de ser alcanzado por un rayo:

  • Evitar ser el objeto más alto en el área. No estar cerca de árboles altos, colinas, postes de luz, torres de telefonía celular, grúas, equipos grandes, escaleras, andamios o techos. También se debe evitar áreas abiertas como campos y no acostarse en el suelo.
  • Buscar refugio en áreas densas de árboles más pequeños que estén rodeados de árboles más grandes, o en áreas bajas como valles o zanjas, pero siempre estar atentos a las inundaciones en estas áreas. Evitar el agua y alejarse de cuerpos de agua. Aunque el agua no atrae los rayos, es un buen conductor de electricidad.
  • Alejarse de cables, tuberías y cercas. Los rayos pueden viajar largas distancias a través del metal. También se debe evitar el contacto con objetos, equipos y superficies metálicas que puedan conducir electricidad.
  • No buscar refugio en cobertizos, pabellones, carpas o porches cubiertos, ya que no brindan protección adecuada contra los rayos.
  • Es importante recordar que los zapatos con suela de goma y los neumáticos de caucho no brindan protección contra los rayos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad